TELEPRESENCIA Y TELEPROXIMIDAD. Un gran paso hacia la economía digital

Hoy he conocido el concepto “Telepresencia”.

Suena a fenómeno paranormal o parapsicológico, pero define algo muy tangible basado en una tecnología parecida a la videoconferencia pero que va más allá.

La Telepresencia permite compartir, además de conversaciones en directo y en Alta Definición, documentos y presentaciones con un sonido y una sensación de realidad que se asemeja a la presencia física.

De hecho, los ministros europeos han utilizado la Telepresencia para reunirse “on line” el día 19 de abril de 2010 en medio del caos aéreo provocado por el impronunciable volcán Eyjafjallajökull.

“El Mundo” del domingo 25 de abril, en su edición de papel, (que sigo comprando a diario, como otros tres periódicos más, a pesar de estar subscrito a “Orbyt”…) incluye el suplemento ARIADNA. ¡Ahí he descubierto lo que supone la Telepresencia!

http://www.elmundo.es/ariadna/2000/A012/A012-16d.html

En el macroevento “Hoy es marketing 2010” http://www.hoyesmarketing.com/madrid.php organizado por “ESIC, comenté en mi charla que “la Economía digital es TECNOLOGÍA QUE NOS ACERCA”.

La Telepresencia será algo que ayudará a expandir la economía digital. Permitirá REINVENTAR nuestros negocios para crear PROXIMIDAD, la clave de la Economía digital.

Dice el artículo de ARIADNA que “para conseguir el efecto de presencia real en Telepresencia es necesaria una conexión dedicada de fibra capaz de transmitir la señal con calidad y sin retraso y su instalación puede superar los 250.000 euros…”

Afortunadamente, añade el artículo, “para empresas más pequeñas hay nodos de Telepresencia que se alquilan por horas.”

Según ARIADNA, Telefónica dispone de salas en Madrid, Barcelona, Slough (Reino Unido), Roma y Milán. El ICEX facilita también sus instalaciones a empresas españolas para su comunicación con China.

Todavía hay un trecho considerable a recorrer para hacer accesible, realmente, esta tecnología a la mayoría de las empresas.

Pero la TELEPROXIMIDAD sí está a nuestro alcance. Cualquier portátil incluye una cámara web que permite mantener PROXIMIDAD y conversaciones con nuestros clientes, proveedores y equipos a través de Skype y otros servicios de videoconferencia. También hay programas avanzados de videoconferencia que ayudan a compartir documentos. Por ahí puede empezar la transformación de nuestras empresas hacia la economía digital.

¿Qué es lo que queremos las personas? Que nos atiendan, que nos cuiden, que nos quieran.

Las empresas somos PERSONAS y las personas tenemos ALMA. Es a ella a la que debemos acercarnos poniendo mucho más CORAZÓN en nuestras relaciones.

El gran salto hacia la Economía digital está en la TELEPROXIMIDAD, en el uso con ALMA de la tecnología que nos acerca. Eso nos hará imbatibles.

La tecnología la tenemos al alcance de la mano. Ahora lo que hay que hacer es APRENDER A PONERLE EL CORAZÓN.

Busca la TELEPROXIMIDAD y tu empresa habrá dado el gran salto a la Economía digital, la que YA está moviendo el Mundo.

También te puede interesar

2 comentarios

  1. Utilizo la telepresencia con cierta asiduidad y tengo que decir que todavía me resulta alucinante el realismo que se consigue.
    Todavía es un producto muy caro para la PYME, pero en grandes compañías con presencia en varios continentes, tiene todo el sentido del mundo instalarlo.

  2. Querido Juanjo.

    Si bien es cierto que la tecnología, y la rápida evolución de las comunicaciones en los últimos años nos han permitido acercarnos con mayor facilidad unos a otros, no debemos olvidar que mucho antes de que fuera tan fácil hablar de Telepresencia y Teleproximidad algunas empresas se esforzaban ya para que, con los reducidos medios a su alcance que había hace sólo 30-50 años la “teleproximidad” fuera una realidad.

    Pequeños ejemplos, como las escuelas de formación a distancia, que tú conoces tan bien, nos demuestran que siempre han estado persiguiendo ese concepto; el reto eterno de “cómo hacer que nuestros alumnos se acerquen a nuestro Centro”, o lo que sería más justo “cómo acercar nos profesores y nuestros recursos hasta casa de los alumnos”.

    Hasta el correo postal utilizado en los primeros años de centros como la Academia CCC era un esfuerzo por aproximarse a los alumnos. El tan esperado sobre con el ejercicio corregido, que tal vez en algunos pueblos solo llegaba una vez al mes, acercaba tanto la escuela a sus alumnos, como el contacto semanal, y hasta diario que hoy tienen alumnos y profesores a través de su Campus virtual. Herramientas como el Aula virtual permiten verse las caras y oírse día a día para practicar idiomas, resolver dudas, realizar ejercicios juntos, etc.

    Cierto es que el esfuerzo no es el mismo, pero la velocidad a la que transcurría la vida hace 70 años tampoco nos exigía mucho más.

    Hoy la Teleproximidad e incluso la Telepresencia nos parecen más reales (¿lo serán realmente? ¿qué dirán nuestros nietos?). Poder charlar, ver e interactuar con mi profesor a diario, en directo y con una máquina de tamaño irrisorio en las manos y sentado en el sofá de mi casa no es ficción.

    Pero seguro que aún nos vamos a APROXIMAR más aun estando lejos físicamente. ¿habrá algún límite?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *