Hay gente que para salir adelante se queda en casa…

Otros se esfuerzan para superarse. Algunos en la Universidad. Otros aprendiendo alemán o haciendo la FP a distancia en CCC después de currar a lo bestia todo el día. O para encontrar oportunidades laborales.

También están esas personas que han venido cruzando el mar, dejando hijos y familia para agarrar cualquier trabajo, penando por dentro y por fuera. Gente que se mata para hacerse un sitio en la vida. Gente que dice mi vida es una mierda. Tengo que cambiar. Tengo que pensar en el futuro de mi familia. Y en el mío.

Y se van de casa con lo puesto y el miedo en la maleta. Pero se van. Aunque sea en patera. Algunos les miran mal. Nos quitan el curro a los de aquí, dicen, mientras se quedan delante de la tele fumándose un canuto. “Ejjjque la cosa está mu mal…” ¡No te jode! ¡Pues claro que está mal! ¡Pero haz algo. No van a venir a buscarte! ¿Qué crees, que eres una araña y van caerte las moscas en la red sin mover el culo? Lo has tenido muy fácil. Eso es lo malo. Que tu madre te da de comer, de vestir y de dormir.

Luego están los que se montan en el tren y tiran para Alemania. ¡Ese sí que tiene un par de huevos! ¿Y por qué no te vas también tú donde sea en vez de quedarte a la sopa boba?

La culpa de toda esta mierda de crisis la tienen los bancos. Ya… Y tú, que dejaste la secundaria para irte a una fábrica de persianas para comprarte un buga y un pisito con 50 años de hipoteca pa’follar con la novia. Ahora no sabes hacer ni la “O” con un canuto. Y ni piso ni buga ni novia…

No te quejes. No eches la culpa a nadie. La culpa es siempre de uno mismo. ¡A ver si te enteras! Y no me hables de la suerte porque es para darte una hostia… Es como el tío aquel que rezaba todos los días a la vírgen pidiéndole que le tocara la lotería. Al final, cansada de oírle, se le aparece y le dice: “Por lo menos compra un décimo, bobo.”. Es que todo es así. O pones tú los medios o lo tienes crudo.

Y el que se presenta a una entrevista de trabajo -que esa sí que es suerte- y pregunta a qué hora se sale y si hay horario intensivo en verano y que le parece poco lo que te van a pagar. Mal vamos…

¿Y ese que pone en su perfil de Facebook que es un poco vago y que le cuesta levantarse por las mañanas? ¿En qué estará pensando? Tú lo que no quieres es trabajar ¿verdad? ¿No te has enterado de que las empresas, antes de contratar a nadie, miran en las redes sociales para saber quién eres? Sigue quejándote, sigue…

Mi abuelo se fue de España para buscarse la vida en Francia. Hace un siglo. Pero lo hizo. Muy jodido. Por dentro y por fuera. Pero lo hizo. Le fue muy bien porque lo eligió él. Y salió adelante. Decía que en la vida lo importante no es quién eres sino en quién te conviertes. Y en eso tiene mucho que ver la disciplina, la voluntad, el esfuerzo ¡y todo lo que puedas aprender!

El drama de quien con cincuenta y ocho tacos se ha quedado en el paro es angustioso. Pero lo ves en la cola del INEM todos los días, a ver si sale algo. Tremendo milagro para alimentar a su familia. Y con toda una vida por delante.

La vida misma es un milagro. Pero para los que lo buscan. ¿Te crees que cae del cielo? ¡Por Dios! Sigues sin entender nada. Fíjate en esas mujeres que ves en el Carrefour, empujando del carrito y con dos enanos que lo toquitean todo, lloriquean, le agobian. Fíjate. Ese es el otro milagro de la mujer, que puede con todo. Con un pluriempleo que le da para ir tirando. Pero tira. Limpia oficinas, cuida un anciano de 4′ a 7′ todos los días e incluso trabaja los domingos por la mañana. Se levanta a las 5, hace la comida, despierta a los niños, les da el desayuno y sale corriendo con ellos dándole un beso al marido que sigue en la cama.

Bueno. Y para qué hablar de tantos empresarios que sudan sangre para aguantar el negocio y no mandar a la gente a la calle. No pueden dormir por la noche y están de deudas hasta aquí. Pero aguantan. Con una dignidad y un empeño que algunos ni barruntan. ¿Capitalistas, explotadores? ¡Me cago en todos sus muertos!

Y ¿qué me dices del que se atreve a poner en marcha un negocio con la que está cayendo? ¡Qué ilusión, qué ganas de llegar, de ser independiente, de poner en marcha un proyecto! ¡Olé! Por ahí es por donde tiene que ir la cosa sin queremos que esto se arregle.

La cuestión es sacrificarse. Y poner fuerza, empuje, pasión, empeño,… Jugársela y no quedarse esperando el maná. O que el Gobierno te saque las castañas del fuego…

Sé que no es fácil vencer el miedo. Pero hay que ir a vencerlo. Cada mañana al levantarse. ¡Venga! ¡A luchar! Es lo que nos puede sacar de la tristeza, del abatimiento, de la pereza, de la queja.

Alguno me dirá que lo que explico le puede caer mal a alguien que lo está pasando fatal. Lo entiendo porque tengo muy cerca más de una familia así. Con un padre que siente que nunca volverá a trabajar y le quedan 30 años de vida. Yo ayudo como creo que puedo ayudar. Ni limosna ni compasión. Busco cañas de pescar que, aunque nunca hayan pescado con ellas, algún pez cae. Y sonríen porque ven que siempre hay un mañana.

Nada de esto que cuento es mentira. Aunque sé que escuece como la verdad.

La sociedad, o lo que sea, nos ha montado en un nivel de confort del que resulta difícil bajarse. No queremos renunciar a nada. Es lógico. Pero algo hay que hacer.

Dos amigos míos sesentones han agarrado el petate y se han ido uno a Angola y otro a India a buscarse la vida con nuevos proyectos y algo por lo que apostar. ¡Es fantástico!

Ayer miraba el cielo por la noche. Veía ese inmenso espacio sideral de miles de millones de estrellas y siglos inescrutables por detrás de ellas. Pensaba en nosotros sobre la Tierra, con una expectativa de vida de unos 90 años, si nos acompaña la salud. Sufrimos mucho para los años que nos quedan por vivir.

¿Qué eliges?: ¿empujar con entusiasmo y crecer o conformarte y dejarte llevar por la corriente?

El escritor irlandés Brendan Behan (1923-1964) decía: “Las cosas más importantes que hay que hacer en el mundo son conseguir algo para comer, algo para beber y a alguien que te ame”… y a quien tú ames.

Siempre nos quedará eso. ¿Seríamos felices?

También te puede interesar

33 comentarios

  1. Yo he estado parada 3 años Me dedico a contruccion y decoracion.(con subsidio solo de 12 meses)luego he trabajado 6 meses con un contrato de 1 hora!
    He enviado mas de 3.000 curriculums via email.
    He entregado curriculums a puerta fria,pateándome la ciudad.
    he solicitado ayudas al alquiler ,que no me han concedido por no pertenecer a grupos de personas maltratadas o emigranres.
    Me he inscrito en todas las CIES posibles y las he visitado semanalmente durante 4 años para buscar ofertas de cualquier cosa,he buzoneado.
    Ahora estoy intentando conseguir trabajar por mi cuenta con pequeños encargos,que tampoco llegan

    si me que do ahora un poco en casa es por que ya no sé a donde mas acudir.Estoy agotada.

    Un saludo

  2. Da gusto leer reflexiones como estas que las hago yo todos los dias. ademas de compartir apellido, veo que compartimos bastantes cosas mas

  3. Aunque he oído la historia de tu abuelo montones de veces, nunca me canso de oírla, y de pensar que fue un verdadero ejemplo para ti y tu familia. Supongo que si muchos amigos/compañeros/compatriotas hubieran tenido este ejemplo.. otro gallo cantaría.

    La suerte y el éxito es una actitud, y si no luchas por ella, no viene sola.

    Gracias padrino

  4. Se puede decir más alto pero no más claro!!! Aún esforzándonos cada día, formándonos continuamente,iniciando proyectos sin remuneración,trabajando en lo único que sale, llevando adelante la casa, y la familia, lo pasamos mal. Imagínate como les debe ir a los que se quedan en casa. Es importante luchar por un sueño.

  5. Absolutamente de acuerdo, la responsabilidad es individual y no tenemos que esperar a que el gobierno provea lo que necesitamos… porque si pensamos en que alguien nos de el mana, pues seguro que terminaremos mal y recuerden que en la vida lo importante no es quién eres sino en quién te conviertes. Y en eso tiene mucho que ver la disciplina, la voluntad, el esfuerzo ¡y todo lo que puedas aprender!.

  6. De acuerdo, yo me levanto cada día con la ilusión de formarme, estudio, leo cada libro que encuentro, hago prácticas e intento aprender todo lo relacionado con mi futura (y la que era mi anterior) profesión.

    Llegado el momento, si veo que no puedo más (porque afortunadamente aún tengo bastante tiempo de paro para cnotinuar formándome) trabajaré de lo que sea, sin ningun tipo de problema y con la cabeza bien alta, que TODOS los trabajos son dignos.

    ánimo compañeros que no tengais trabajo. Luchemos!

    Qué gran texto, que subidón.

  7. Tu articulo vino directamente a mi. Después de 10 años trabajando en una cómoda oficina con el aire acondicionado puesto durante todo el verano y tiempo para fumar tan tranquila mi cigarrillo mientras degustaba un café caliente, he perdido mi empleo! El paro se me acaba y tengo mas de 100 curriculún dando vueltas en varias empresas sin ninguna respuesta. He agarrado a lo que me ha surgido. Trabajo limpiando un bonito chalet donde me reconforta unas vistas fantásticas. A un principio creí que no sería capaz. Me dolía todo y mis manos se han hecho sangre. No he desistido, seguí fuerte y valiente. Tu articulo me hizo subir la moral y he dejado de tener vergüenza del drástico cambio que sufrió mi vida.

    Gracias
    Thina

  8. He dicho España porque estamos en España Nacho,las conclusiones que has sacado de mis palabras no se aproximan absolutamente nada a la realidad, necesitas muchos más datos para sentenciar a las personas, tienes que saberlo.
    Como dije en el primer comentario de todos, estoy de acuerdo con este artículo, es necesario tener más iniciativa, proactividad, forjarte las cosas, porque aquí nadie regala nada, en todo caso te quitan

  9. Hola Juanjo,

    Muy buen post. Directo al grano.

    Soy emprendedor, y salí de España para formarme en Inglaterra estudiando y trabajando durante 9 años. He vuelto para crear empresas en España y vaya con lo que me he encontrado. Pues eso, la célebre frase de “Sangre, sudor y lágrimas” que se atribuye a Winston Churchill se queda corta, pero sigo adelante con una ilusión que no me puede quitar nadie.

    Saludos

  10. Pero con qué gracia dices las verdades!!!!!!, fuera de broma, qué razón tienes!!!, aunque a veces, Juanjo pierdes la fe, te han dado tantos palos, has sufrido tantas decepciones, que te rindes, …si, yo me he rendido, he perdido la ilusión,me refugio en los temas de una oposición.
    He luchado tanto que me he quedado sin fuelle, aunque mientras tenga algo de comé, algo de bebé y quien me me quiera un poquito, pá que más. Besos y gracias por tu post.

  11. Respecto al artículo estoy bastante en sintonía, pero tampoco se puede caer en el discurso fácil americanotriunfalista de levantarse e ir a comerse el mundo y los que no lo hacen son unos pobres diablos. Estoy de acuerdo en que las oportunidades siempre están ahí, esperando a los intrépidos, pero cada uno tiene su personalidad y su forma de ser y hay gente a la que le es literalmente imposible salir a la calle con esa actitud, no va con ellos. Tampoco me parece del todo justo eximir a los gobiernos/bancos/grandes empresas de su parte de culpa, seguro que casi todos podemos hacer por nosotros mismos mucho más de lo que hacemos, pero no hay ninguna duda de quienes nos lo están poniendo mucho más difícil.
    Para terminar, sigo alucinando con la gente que empieza sus comentario diciendo “esto sólo pasa en España” o “es que los españoles somos así”. Creo sinceramente que esta gente tiene un complejo de inferioridad pernicioso o una gran incultura, o ambas cosas.

  12. … y los que llegan tarde a la oficina y salen a tomar un café, luego trabajan un ratito y salen a fumar, luego trabajan un ratito y salen a comer (2 horas), luego trabajan un ratito, otro cigarrito y se quejan de que la empresa va fatal y les pagan muy poco…
    No sólo los que están en el paro tienen que ponerse las pilas, también los que tienen trabajo…
    Gracias por tus reflexiones, son inspiradoras y energía para un nuevo día.
    Maricarmen

  13. Muy bueno,Juanjo, muy bueno.
    Tengo amigos que actuan asi. Hay que dejarlos por imposibles pues creen que tal y como están las cosas, se pueden permitir el preguntar si los contratan…¿cuanto les van a pagar?…y yo flipo, claro, ya que si me lo ofrecen a mi ya habría dicho que si, pues lo mismo me van a pagar a mi que a un trabajador que sea de fuera. Pero es mas facil no coger el trabajo y echarle la culpa al que viene de fuera, que harto de pasar calamidades se agarra a un clavo ardiendo. Si tan mal lo estámos pasando los de aquí…¿por qué no agarrarnos nosotros también?.
    Hay mucho “ciber-wenza” que se atreve a mirar mal a aquel que ya sea de aquí o nó, trabaja solo por no estar parado y ayudar a su familia que lo está pasando tan mal como el.
    Me ha hecho mucha gracia la indignación con la que te expresas. Tu si que eres un indignado y no los que se ven en la tele…jajajaja…
    Me quito el sombrero ante tu artículo.
    Un saludo.
    Mª Carmen.

  14. Estupendo artículo para animar a la esperanza, el esfuerzo y la dedicación para no vivir una vida gris, sin ilusión, y sin motivaciones porqué está vacía. Forzar la máquina, empujarse uno mismo, es imprescindible para salir de casa y ser algo mejor.

    Sólo ha faltado apuntar que no estás sólo, que somos muchos los que estamos en la calle, y despiertos durante la madrugada, trabajando para mejorar y luchar cada día por algo mejor que ayer.

  15. Estupendo y descarnado artículo que expresa una penosa realidad.
    Hay cosas que hay que decirlas así, claras y en voz alta.
    La gente de bien que de verdad quiere salir adelante sin que le regalen nada nunca se sentirá ofendida por tus palabras. Los que quieren seguir viviendo de la sopa boba y dejando pasar sus vidas entre la desidia y la queja sí.
    Pero esos necesitan que se les digan las cosas así, a ver si reaccionan de una puñetera vez.
    Ni que decir tiene que estoy totalmente con tus palabras, amigo.
    ¡Un aplauso y un fuerte abrazo!

  16. Ole, ole y ole!!!!!

    Muy bien dicho!! Pienso exactamente lo mismo, soy trabajadora social y veo muchas situaciones complicadas a diario, y no se me caerían los anillos por ir a limpiar casas si me quedo en paro.
    Saludos!!

  17. Nada que no supiéramos, pero contado con garra. Lo que sucede en España llevamos viviéndolo dos décadas: Recién salidos de la facultad que, sólo por tener una carrera y sin saber nada de nada,se creen con derecho a ganar el oro y el moro. Gente sin estudios que quiere seguir mamando “de la teta de mamá”. Vagos incombustibles. Estudiantes eternos. Amantes de la vida regalada que nunca han luchado por nada, salvo por el mando de la tele. En resumen, muy poca gente que de verdad quiera trabajar y forjarse un futuro.

  18. Que simplista, paternalista e incluso algo soberbio. Lo que estamos viviendo no ha surgido por generación espontánea, creo que habría que buscar el porque y el como se llego ha esta situación para empezar a resolver el problema. Los individuos no son un todo en si, sino una parte de la Comunidad, y la solución no esta en arengar e insuflar valentía a los mas débiles, hay que abrirles puertas que conduzcan a un suelo firme y no ilusorio como han hecho en esta ultima década . Un saludo.

  19. Caray, que clarito. Lo más triste es que más de uno se va a dar por aludido, y en vez de espabilar, le vas a caer mal.
    A las personas que lo están pasando mal pero están peleando, también les va a gustar este artículo.
    Felicidades Juanjo.

  20. Y qué me dices de esos que se aprovechan de los demás? Hace varios años hice un spot de TV para CCC (tu empresa), me dijeron que era para emitir un año en una sola cadena y se emitió durante 4 años en 4 cadenas estatales, sin que nadie de ccc me llamase para comentarme nada del cambio de planes… Al final, cómo no, yo fui quién movió el culo y después de varios meses de gestiones tuve que aceptar vuestra última oferta, si mal no recuerdo 80 euros por 3 años…ejem. De poco me sirvió salir de casa. Parece ser que algunos empresarios no son como los que comentas en tu “artículo”. No sólo a ti he de agradecerte este engaño, un tal Boris Pipaón de Gestión de Medios os ayudó a hacer todo más fácil. Un saludo a él también pues.

  21. C C C

    Gracias porque ademas de decir una verdad que comparto, tu habilidad y capacidad de expresion, hablando de una realidad que todos hemos creado, todos, por pasividad o por inadecuada actividad, has logrado hacerme sonreir!

  22. Una motivación muy cañera, muy buena exposición, sí señor.

    Ahora es cuando más fuerte hay que sentirse para realmente convertirse en alguien fuerte, aunque te mueras por dentro, pero luchando como un animal para que no puedan decirte que no lo intentaste.

    ¡Un abrazo fuerte y gracias por el artículo!

    Rafael Lara

  23. Totalmente de acuerdo,pero así es mucha gente en España.
    En mi opinión esto no ofende, sirve para que España se ponga las pilas, se despierte, se motive y pase a la acción.
    Pienso exactamente igual. 😉 saludos
    Carlos.

  24. Pingback: Una vida freelance

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *