¿Países “listos” y países “tontos”…?

España tiene cosas estupendas pero en otras no logramos salir del pelotón de cola de Europa.
¿Será cosa de nuestro modo de ser? Por ejemplo, tenemos la tasa de abandono escolar más alta de los países de la Unión: más del 30%.

¿Qué nos pasa? ¿Dónde y cuándo tiene que generarse en los niños y los jóvenes ese impulso por aprender, por formarse por progresar? ¿Es en el sistema educativo? ¿Es en la preparación y la actitud de los profesores? ¿Es en las familias? ¿En los hábitos sociales?…

Un estudio realizado en Alemania, Reino Unido, Francia y España por la consultora de recursos humanos Cegos, sitúa también a nuestro país en niveles inferiores a los otros países analizados en cuanto al esfuerzo que las empresas dedican a mejorar la formación de su personal.

Los trabajadores españoles declaran en mayor porcentaje (34%), que en sus empresas no se realiza ninguna actividad formativa. ¡Impresionante! Y eso a pesar del “negocio” que sindicatos y patronales hacen manejando los Fondos de formación…

¡Y queremos crecer, competir, innovar, ser más eficientes… y salir de la crisis a la misma velocidad que nuestros colegas europeos de la “primera división”!

La crisis, precisamente, ha hecho que descienda, aún más, la inversión en formación de las empresas españolas. Si en Alemania, Reino Unido y Francia, según el estudio de Cegos, las empresas han disminuido sus inversiones en formación entre un 5% y un 8%, en España, y también en Grecia y Portugal, el descenso ha sido entre el 15% y el 25% en 2009…

Progreso y formación van de la mano. Una cosa no se entiende sin la otra. Incluso si miramos a algunos países productores de petróleo a los que la riqueza les viene como de regalo, necesitan “importar personas” con la preparación técnica que ellos no generan. Para explotar esa riqueza cambian petróleo por formación, la materia prima inevitable.

Las previsiones de los economistas dicen que China, (1.330 millones de habitantes) e India (1.147 millones) adelantarán a los Estados Unidos antes de quince años. Ambos países suman el 40% de la población mundial (más de 6.000 millones de personas).

Por poco que estos dos países apuesten por la formación, generarán muchos más ingenieros, técnicos y científicos que los que puedan producir los Estados Unidos con una población de unos 310 millones de habitantes…

Los chinos que salían a estudiar fuera de su país hace unos años y se quedaban a trabajar en Estados Unidos, Inglaterra, Francia… Ahora, los que van a estudiar a universidades extranjeras, -y lo hacen en número creciente- regresan todos y, con nuevos bagajes de ciencia, cultura y tecnología…

Es cierto que actualmente las tremendas diferencias sociales de esos países resultan inaceptables, pero será también la formación la que acorte las distancias hacia una mayor igualdad.

Los países “listos”, con su gente bien formada, saldrán adelante mejor que los países “tontos”, con personas que no alcancen los niveles de formación que exige el cambio que esta viviendo el mundo.

Continue Reading

Mucho sol, sí… ¡pero qué poca energía!

Mi vecino se ha hecho una nueva casa y ha instalado energía geotérmica.

Eso le va a suponer gastar sólo el 20% de lo que habría consumido con los métodos convencionales de calefacción, agua caliente, etc. O sea, va a ahorrar el 80% de energía en comparación con la que yo gasto…

Un día apareció por la obra un camión con un imponente tinglado e hizo en su terreno cinco perforaciones de 120 metros de profundidad cada una. De allí no salió petróleo sino la temperatura necesaria para convertirla en energía geotérmica.

Alemania, es la primera potencia mundial en energía fotovoltaica. Los alemanes tienen poco sol pero muchas ideas.

En España tenemos mucho sol (en eso somos la primera potencia de Europa) pero escasas soluciones para sacarle todo el partido a esa riqueza.

En Alemania, hay miles de viviendas que, en vez de tejas, tienen paneles solares fotovoltaicos en las cubiertas. En España es raro verlos.

Una Directiva europea sobre energías renovables pretendía incentivar la conexión a la red eléctrica de estas instalaciones solares domésticas para vender a las compañías eléctricas la energía sobrante.

Los Alemanes, han puesto en práctica la Directiva y han conseguido que el 80% de los paneles fotovoltaicos ¡estén instalados en los tejados de las casas!

En España no hemos sido capaces de facilitar las cosas como los alemanes ya que, si quieres instalar paneles fotovoltaicos en tu casa o en tu comunidad de vecinos, tienes que facturar a las compañías eléctricas la electricidad que te sobra y, para ello, hacer la declaración del IVA, darte de alta en el impuesto de actividades económicas, declarar los ingresos en el IRPF…

Mi vecino, además de energía geotérmica, quería instalar en su nuevo tejado paneles fotovoltaicos pero dejó aparcado el proyecto. Le salía más cara la salsa que los caracoles.

Parece que ahora el Ministerio de Industria quiere buscar una solución. Veremos lo que tarda en practicar el arte de lo posible…

El sol una fuente de riqueza, ahorro y trabajo pero en españa hemos eprdido el tiempo con la lírica de los debates inútiles en vez de dedicarnos a lo que importa.

Un ingeniero experto en instalaciones de energía solar me aseguraba que si aprovechásemos, como los alemanes los tejados de nuestras casas, edificios de oficinas, pabellones industriales, etc, instalando paneles fotovoltaicos podríamos generar tanta energía eléctrica como la que producen varias centrales nucleares.

Yo no puedo copiar ahora a mi vecino su instalación de energía geotérmica. Me supondría una obra difícil y una inversión larga de amortizar. Pero me encantaría poder montar, a la vez que él, paneles fotovoltaicos y ahorrarme una pasta en energía… y al Planeta en emisiones de CO2.

Tengo ya reservado en el tejado de mi casa un estupendo espacio orientado al suroeste,.

¿Para cuándo calcula usted señor Ministro?

Continue Reading