¡O aprendes a respetar a los demás o…!

 “Yo seguiré dejando fumar en mi bar. Seré un insumiso y ¡que vengan a por mí!”.

Muchas personas (fumadores y hosteleros, particularmente), piensan que la ley de “el fumar se va a acabar” es intransigente, intolerable, inasumible…

En general, casi todas las leyes sirven para prohibir algo. Cosa que resulta necesaria algunas veces ya que, de otro modo, hasta las democracias serían un desmadre.

Mi amigo León Poplasky, polaco con pasaporte americano, decía: “The Unites Estates is the country of freedom where everything is forbidden…” (Estados Unidos es el país de la libertad donde todo está prohibido…).

Sí; es cierto que nuestra sociedad padece un exceso regulatorio. Pero algunas leyes son irremediables porque obligan a respetar los derechos de los demás. Y esto o se hace por reacción natural o el palo de la ley lo pone en su sitio.

Desde hace más de cuarenta años la ciencia ha demostrado que el tabaco es nefasto para la salud. A pesar de ello, la ley que entró en vigor el 2 de enero de 2011, no prohíbe fumar. Allá cada cuál con su salud. Y quien quiera seguir pagando los impuestos del tabaco que continúe haciéndolo…

Lo que la Ley prohíbe es contaminar al no fumador convirtiéndolo en “fumador pasivo”, lo que conlleva un gran coste para la Sanidad pública…

En la serie de TV  Madmen todo el mundo fuma como chimeneas. Vemos, incluso, a un ginecólogo encender su cigarrillo antes de examinar a su paciente que espera con las piernas abiertas…

Eran los “felices 60”, justo cuando comienzan los primeros avisos serios de que fumar produce cáncer.

Cada tiempo admite usos y costumbres peculiares.

Los reyes de Francia hacían sus necesidades por los pasillos y salones de palacio. Los romanos vomitaban en medio de una comilona sin levantarse del triclinio, para poder seguir comiendo. Y no hace tantos siglos que la gente, ante la ausencia de alcantarillado, lanzaba sus porquerías por la ventana al grito de ¡agua va!

Fue el 9 de noviembre de 1999 cuando quedó prohibido fumar en los aviones. ¡Sólo han transcurrido once años! Se asumió y punto.

Pero que ahora una ley prohiba fumar en los espacios públicos cerrados es otra cuestión.

 -” Con esta ley me van a hundir el negocio.”

 Tal cosa no ocurrirá. En los ayuntamientos de España se están recibiendo solicitudes de licencias para abrir terrazas con calefacción radiante, como en Berlín, Bruselas, Paris… donde las calles en invierno tienen ahora otra vida.

Algunas de estas calles se convirtieron en peatonales por decisión municipal en contra de sus airados comerciantes. Luego el tiempo demostró que fue  beneficioso para ellos.

Con todo lo discutible que sea, esta ley va a cambiar muchos usos y costumbres. Y será mejor para todos.

Guillermo Viglione, fumador de casta, decía en su columna en El Diario Vasco del domingo 30 de enero:

 – “Creo que no recuerdo colectivo más tolerante que el de los no fumadores. Durante el último siglo nos han aguantado tanto que hemos acabado pensando que no les molesta nuestro humo. O que incluso les gusta.”

Al final, lo verdaderamente importante es aprender a sentir el respeto hacia los demás. Eso es todo.

Continue Reading

¡Ha llegado la hora de la verdad de la “Ley antidescargas!

Este es sólo el principio: La ley de Economía Sostenible, aprobada por el Consejo de Ministros, tiene que seguir el camino inevitable de su tramitación parlamentaria, de la redacción del reglamento, etc., etc…

¡Ahora es cuando llega la hora de la verdad! ¡Ahora es cuando la Ley empezará a tomar forma definitiva!

¡Es el momento de las enmiendas, de que los “representantes del pueblo”, trabajen, se reúnan en comisiones, oigan los informes de juristas, reciban la “presión” de los lobbys, de los internautas, de los medios de comunicación, de los que se dicen expertos, de los menos expertos…!

Parlamento español

Y, finalmente, después de negociar y pactar los unos con los otros, Sus Señorías tendrán que VOTAR y dar así el espaldarazo definitivo a lo que será la Ley, con todo lo que incluye.

Ha empezado la cuenta atrás.

En 1992, las empresas españolas, sufrimos el impacto de la LORTAD (Ley Orgánica de Regulación del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carácter Personal).

Fue la trasposición MÁS DURA de una Directiva que afectaba a todos los miembros de la Unión.

En España, aquella Ley contenía como un mensaje subliminal de “os vais a enterar”. ¡Y vaya si nos enteramos!

La Ley venía a “castigar” la utilización de listas ilegales y los envíos de publicidad a direcciones obtenidas por medios fraudulentos. Sí es cierto que, en aquel momento, entre otros posibles desmanes, se “comerciaba” con el Censo, sólo asequible a los Partidos Políticos…

¿Cuáles fueron las consecuencias? Pues que pagaron justos por pecadores, imponiéndose sanciones tremendas, por ejemplo, por errores en una dirección o cosas parecidas.

Cualquier sobre con tu nombre era sospechoso. -“¿De dónde habrán sacado mi dirección? ¿Por qué me envían a mi esto? ¿Quién les ha dado mis datos? ¿Qué saben de mí?”…

¡Daba miedo recibir una carta…! ¡Y daba miedo utilizar una lista por muy segura que pareciera…!

La Fecemd ha trabajado durante dieciocho años (¡y sigue trabajando!) para hacer PREDECIBLE a las empresas lo que desde la Agencia de Protección de datos y la Audiencia Nacional resultaba IMPREDECIBLE. Reuniones, propuestas, encuentros… incluso con TODOS los grupos parlamentarios.

Con la Ley “Sinde”, siento en el estómago la misma sensación angustiosa de todos estos años amenazados por la LORTAD.

Si lo que pretendía la LORTAD era un “escarmiento total”, afirmo que lo consiguió.

Ahora hay otra revolución en marcha y es la que va a afectar al SPAM telefónico. ¡Acaba de empezar! En su desarrollo también ha estado presente la Fecemd.

¿Qué va a ocurrir con la nueva Ley de Economía Sostenible?

Ha llegado el momento de comenzar, una vez más, el trabajo SILENCIOSO Y PERSISTENTE de Fecemd, que, como dice el artículo de Ramón Muñoz en “El País” del sábado 20 de marzo, será “LA NUEVA PATRONAL QUE DEFENDERÁ LOS INTERESES DE LAS EMPRESAS EN INTERNET”.

Lo que hay que defender es lo LEGÍTIMO, lo JUSTO, lo PRUDENTE, lo RAZONABLE, lo que TIENE SENTIDO, lo que INTERESA a EMPRESAS Y USUARIOS, lo que es NATURAL, lo que la DEMOCRACIA exige, lo que los DERECHOS obligan, lo que INTERNET tiene que ser para TODOS…

Lo que digamos en este y en otros blogs tiene poca o ninguna relevancia. Ahora hay que hacer el trabajo que hay que hacer pero sin ruido…

ES la hora del POCO RUIDO Y MUCHAS NUECES.

Continue Reading