Main image
19 de febrero
2014

Todos estos privilegios que nos regala la tecnología y la economía digital son ya herramientas indispensables para la internacionalización de las empresas.Cada día lo vivo en los proyectos en los que estoy implicado, por lo que supone establecer cercanía con las personas y por la velocidad en la toma de decisiones.

¿Qué sería de nosotros sin esos contactos diarios “vis a vis” con Latinoamérica, EEUU, Francia, Holanda, Irlanda…?

Skype o los Hangouts en Google+, según los casos, aportan, soluciones para avanzar deprisa, sin el coste de las llamadas telefónicas, los tiempos perdidos, las aclaraciones, los desplazamientos a veces ineficaces…

¡Es magnífico que con un clic viajes al otro lado del planeta como si estuvieras allí!
No importan los husos horarios. Siempre hay un momento de coincidencia.

A veces de madrugada para unos o por la noche tarde para otros. ¡Always on!Aquellos tiempos de las cartas, las llamadas telefónicas impagables, los viajes carísimos, el cansancio, la lentitud en las reacciones… RIP. Requiescat In Pace. Descanse en Paz. Amén

No sé si vuestra experiencia coincide con la mía pero, sin esos instrumentos que nos brinda, ¡casi gratis!, la tecnología digital, todo sería casi imposible, o mucho más lento, impredecible y costoso.

En un tris tras se aclaran dudas, se resuelven problemas, se encuentran soluciones…
Y mientras hablas y te ves, los documentos vuelan y se comparten por Dropbox, Wetransfer…

Las conversaciones resultan fluidas, las decisiones se aceleran, los acuerdos se cierran mirándose y oyéndose, como si la distancia no existiera.Si a un lado y otro hay personas y equipos ilusionados, empujadores y vinculados, el mundo se hace pequeño y accesible.

El trabajo no te lo ahorras. Al contrario. Tienes que estar alerta muchas más horas porque cuando allí son las 4 de la tarde, aquí son las 10 de la noche… ¡Pero qué importa! ¡El mundo a nuestro alcance!

No es que te evites el tener que viajar de vez en cuando en los dos sentidos porque “el vivo y el directo” es imprescindible. Pero es otra cosa.

¡Gracias Skype, Hangout,  Google Drive, Wetransfer, Dropbox, Facetime, WhatsApp… y, porqué no, también el email… ¡Y todo lo que venga!

Cualquier tiempo pasado fue peor.

Comparte este artículo

1 comentario

  1. 20/02/2014

    Pues uno recuerda, Juanjo, cuando la llegada del tele facsímil (vulgo télex) nos pareció el súmmum del progreso: aquello era Internacionalización a puñetazos, bota y merienda…..

    El advenimiento de Internet y el crecimiento exponencial del desarrollo de las TIC, es, sin duda alguna, una bendición para cuantos tenemos alma y vida en la Internacionalización – que, aunque muchos aún no lo entiendan – somos , ya, todos cuantos emprendemos, al margen del tamaño: con esas herramientas que citas y otras muchas am al alcance, todos somos globales sin que el tamaño – este casó sí – importe. :-) .

    Un abrazo.

Leave a Reply